Vienes y te vas.

Vuelves y vuelves a irte.

Me miras y bajas la mirada.

Apareces y desapareces.

Vuelves y te vas.

Te vas y vuelves.

Esto no hay bicho humano que lo entienda. Me hablas de que todo está bien y al siguiente día desapareces.

Me hablas de que todo está mal y al siguiente día, vuelves.

Me gusta tu sonrisa sí,pero sinceramente,no sé si lo único que quieres es enseñarme los dientes.

Yo me estoy haciendo cada vez más fuerte,y tu,tu sigues a lo tuyo… Con tu bipolaridad,esa que no me deja soñar.

Me dices que quieres verme y a la vez no me vas a ver.

Dime tú,cuanto puedo seguir así.

Las conversaciones escritas nunca han sido para dos tontos como nosotros,lo sé. Dime que vas hacer.

Al final acabaré yendome a la fuga,o quizá,sea tan inutil de quedarme aquí,esperando a ese día impar en el que volverás. Para luego irte.

No sé si esto es bueno,mi cremallera tiene agujetas,y mi cabeza está cansada.

Que yo siempre he tenido vértigo.

Me hablas de Destino y Casualidad. Para luego irte. Aunque  después vuelvas,te vuelves a ir.

Esto es así. Juego y razón. Razón y juego. Y tu con ese jet  lag,del cual siempre tendrás.

Me hieres mucho.

Anuncios