Archivos para las entradas con etiqueta: Amor

No entiendo tantas cosas, tantas circunstancias que se dan cada día, tantas situaciones vividas…
No entiendo quien desaprovecha miles de oportunidades sin ni siquiera valorarlas.
No entiendo quien muerde la mano del que le da de comer.
No entiendo deja pasar un tren tras otro esperando no se qué.
No entiendo a los indecisos, ni a los dubitativos, ni a los vacilantes.
Tampoco a los de personalidad cambiante.
No entiendo a quien desaparece de tu vida sin dar más explicaciones.
No entiendo el narcisismo.
Ni el egocentrismo
No entiendo la verdad sin mentira.
No entiendo el silencio, ni lo que conlleva a la hora de una decisión.
No entiendo el cambiar de rumbo una y otra vez sin una causa justa.
No entiendo el no. Tampoco el simple sí.
No entiendo las decisiones tomadas a la ligera.
No entiendo a la sociedad de hoy en día.
No entiendo la realidad.
No entiendo la amistad sin amor, ni el amor sin amistad.
No entiendo a las mujeres.
No te entiendo.

Por no entender, ni me entiendo yo mismo…

Anuncios

El capricho…
Qué es el capricho…
Qué es eso que tanto es capaz de atormentar…
Idea o propósito que uno se forma sin razón aparente…
Es sin duda impaciente, imparable, impulsivo… irracional…
Es eso que congela al momento…
Es eso que se te aparece en los sueños…
Es eso que te despierta a medianoche…
Es eso que ni te deja dormir de noche ni te deja vivir de día…

Qué es el capricho…
Sin duda, el capricho eres tú… y yo el más caprichoso del mundo…

Y apareció… apareció un día… sin importar ni el cuando ni el como, sin importar el porqué…

Y lo consiguió… consiguió hacerse un hueco en mi vida, ser parte de ella…

Y sucedió… sucedió en mi vida un cambio, me hizo pensar, decidir, reflexionar…

Y sentí… sentí miedo, dolor, incertidumbre, amor… sentí desamor, desesperanza

Y desapareció… desapareció de mi vida, tal como vino, sin importar ni el día ni el como desapareció… desapareció lentamente, y con ella el dolor, pero no la incertidumbre, ni el amor, ni el miedo… no desapareció el miedo, tan solo cambió de forma…

Y pasó el tiempo… pasó de una forma más lenta de lo habitual, sin que acontecieran sucesos importantes…

Y apareció… apareció de nuevo… de nuevo, sin importar ni el como ni el porqué, pero apareció…

Y sentí… sentí esperanza, amor… volví a sentir, a renacer

Y sentímiedo, incertidumbre… sentí dolor

Y sentí… sentí de nuevo como antes… volví a renacer…

Y siento… siento… siento armonía, plenitud, compenetración, esperanza… felicidad…

Y siento miedo… miedo a perderla de nuevo…

A veces pienso que podría hacer cuanto me propusiera, que podría ser capaz de construir un camino…
A veces digo lo que pienso, pequeñas palabras capaces de construir emociones
A veces hago lo que no soy capaz de decir ni pensar, dejando que sea la pasión la que actúe por mi…

Otras veces, sin embargo, ni pienso ni digo ni hago… tan solo sueño

¿Qué esperas de tu amor?
¿Qué llame de nuevo a la puerta
como si no hubiera tormenta
y no haya habido dolor?

¿Qué esperas de tu amor?
¿qué olvides lo ocurrido
como problema del destino
y no haya habido dolor?

¿Que sean el tiempo y el olvido
los que irrumpan en el camino
borrando huellas de un amor
marchito como una flor?

¿Qué esperas, amor?

El agua apaga el fuego,
Y al ardor los años,
Amor se llama el juego
En el que un par de ciegos
Juegan a hacerse daño
Y cada vez peor
Y cada vez más rotos
Y cada vez más tu
Y cada vez más yo
Sin rastro de nosotros


Así es el estribillo de una canción de Sabina, de Amor se llama el juego; y así es como quería comenzar esta entrada…

Es por todos conocido que cada 14 de Febrero, San Valentín, es el día de los enamorados… Pero, ¿alguien sabe cuándo es el día del soltero?
Según algunos sitios de internet, este día se corresponde con la víspera de San Valentín, es decir el 13 de Febrero, pero, muy poca gente lo sabe…

Dejando a un lado las fechas y demás objetividades, voy a centrarme en el tema concreto… que es éste:

¿Es necesario un día para demostrarnuestro amor a otra persona?

Nuestro fallo es ese, creemos que con un día nos excusamos por todos los demás, que el hacer de un día puede salvar unos tantos de no hacer…

Debemos pensar en el día a día, mostrar nuestros sentimientos como si fuera la última vez que lo fueramos a hacer. Debemos reflexionar si lo que hacemos y cómo lo hacemos es correcto, si cada día que pasa hemos cumplido con nuestras expectativas, si hemos dicho a alguien cuanto lo queremos… Un amigo me dijo una vez: “Lo que no se da, se pierde”… y bien es cierto.

Pero, en un mundo como este de prisas, en un mundo tan personal, en un mundo como dice la canción de “cada vez más tú, cada vez más yo, sin rastro de nosotros”; ésto es imposible… cómo pensar en otra persona como en tí mismo, si es que no pensamos ni en nosotros mismos…

Tal vez, en una primera impresión este día nos parezca totalmente prescindible… quizás, ni en una primera, ni en una segunda impresión siga pareciendo imprescindible; pero bien es cierto, que en este día, todos nos encontramos por cada esquina pequeñas muestras, mensajes que nos incitan a querer… y eso, no tiene porque ser malo…

Lo realmente malo, lo que realmente molesta, no es estar soltero, si no ser un enamorado frustrado…

Que tengáis todos, de una manera o de otra, un Feliz Día de los Enamorados…