A veces sueño con ser un Peter Pan… un simple niño sin preocupaciones…
Añoro muchos de esos momentos en los que solo se le veía y comprendía el lado bueno a las cosas…
Pensar como pasaba cada día, sin importar el anterior, sin que importara que ocurrió o que dejó de ocurrir.
Añoro aquella inocencia, tanto propia, como ajena. La ausencia del sentido del ridículo. El actuar sin perseguir un fin.
Añoro aquellas amistades inocentes, que solo eran eso.

Pero en realidad lo que más añoro es poder decir lo que siento por alguien sin miedo a lo que puedan sentir por mí…
Añoro el no confundir lo que siento…

Y si lo añoro, es porque ahora lo hago…