Archivos para las entradas con etiqueta: preguntas

No entiendo tantas cosas, tantas circunstancias que se dan cada día, tantas situaciones vividas…
No entiendo quien desaprovecha miles de oportunidades sin ni siquiera valorarlas.
No entiendo quien muerde la mano del que le da de comer.
No entiendo deja pasar un tren tras otro esperando no se qué.
No entiendo a los indecisos, ni a los dubitativos, ni a los vacilantes.
Tampoco a los de personalidad cambiante.
No entiendo a quien desaparece de tu vida sin dar más explicaciones.
No entiendo el narcisismo.
Ni el egocentrismo
No entiendo la verdad sin mentira.
No entiendo el silencio, ni lo que conlleva a la hora de una decisión.
No entiendo el cambiar de rumbo una y otra vez sin una causa justa.
No entiendo el no. Tampoco el simple sí.
No entiendo las decisiones tomadas a la ligera.
No entiendo a la sociedad de hoy en día.
No entiendo la realidad.
No entiendo la amistad sin amor, ni el amor sin amistad.
No entiendo a las mujeres.
No te entiendo.

Por no entender, ni me entiendo yo mismo…

Anuncios

A veces, pienso que…
A veces pienso que nada es como antes, que todo cambia con el paso de cada día…
A veces pienso que cambian todas las personas de mi alrededor, que su personalidad varía a medida que pasan las horas…
A veces pienso que el que cambia soy yo, que no soy como antes, que no soy el que era…
A veces me pregunto que es de mí, pero no encuentro respuesta válida…
A veces pienso que debería dejar de pensar, dejar de preguntarme preguntas sin aparente respuesta…

Pero no es a veces, sino siempre, cuando pienso que nada de esto es real…

Nada ha cambiado, todo sigue igual…
Nadie ha cambiado, todos siguen siendo los mismos…

Pero…
No dejaré nunca de ser yo mismo…
Nunca dejaré de preguntarme acerca de mí mismo…
Nunca dejaré de preguntarme preguntas sin respuesta…

Porque eso es, en parte, mi vida… es el sentido que yo le doy a una pequeña porción de ella…
Y quien no sea capaz cuestionarse a sí mismo no abandonará jamás la ignorancia en la que vive inmerso…

“Bienvenido a mi mundo, (…) considero a todos los que nunca han pasado por él unos ignorantes…”